lunes, 29 de agosto de 2011

SEGURIDAD Y JUSTICIA EN DEMOCRACIA ¡La voz de nuestra Alma Máter!

 
ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero 



SEGURIDAD Y JUSTICIA EN DEMOCRACIA
¡La voz de nuestra Alma Máter!
 

Derivado de la problemática generada por la inseguridad, violencia  y el crecimiento del crimen organizado y de la percepción de la ciudadanía de este flagelo, la Universidad Nacional Autónoma de México hizo un alto en su diario acontecer para analizarla;  la máxima casa de estudios presentó su propuesta “Elementos para la construcción de una política de Estado para la seguridad y la justicia en democracia”, basada en el dialogo y experiencias expuestas en la Conferencia Internacional sobre Seguridad y Justicia en Democracia, celebrada el pasado mes de junio, en el que participaron 88 especialistas nacionales e internacionales en la materia. La propuesta consta de 36 directrices sobre seguridad, entre ellas destacan principalmente la que propone la celebración de un pacto político y social para reorientar a las instituciones de seguridad y justicia, así como generar los consensos que permitan el re-direccionamiento de las estrategias para combatir el crimen, concentrando los esfuerzos en la prevención del delito y la integridad del ciudadano y la disminución de la impunidad en el marco del respeto a los derechos humanos.

Esta propuesta, centra el poder de su impacto en la vida Nacional, no solo en la prevención sino en la manera que está impacte en los jóvenes y su involucramiento directo; propone entre otras cosas en este ámbito: generar una instancia que concentre y articule la prevención y el tratamiento de adicciones,  organizar los diversos enfoques de desarrollo humano y social, de género, seguridad ciudadana y cohesión social, para que tengan una fuerte implicación comunitaria.  El diseño de una política social para ayudar a los consumidores de sustancias adictivas; establecer programas con un enfoque multidimensional que reconozca la heterogeneidad de los jóvenes, que contemplen espacios y foros de expresión y que los vinculen con el desarrollo de su comunidad, fungiendo como contacto para la atención de sus inquietudes y brindarles orientación. Propiciar la permanencia o reinserción de los jóvenes en el sistema educativo, fortaleciendo los programas de becas para la enseñanza media y superior, así como un programa de seguimiento estudiantil; Rediseñar las políticas de empleo públicas y privadas para enfatizar la importancia del nexo escuela–trabajo y de la formación y actualización profesional.

Así como, generación de políticas integrales que fomenten la estabilidad en el empleo y la capacitación real y efectiva, el establecimiento de estímulos fiscales a las empresas que contraten jóvenes, creación de un Subsistema Nacional de Distribución y Comercialización Juvenil que propicie el desarrollo de una cultura emprendedora entre los jóvenes;  por último, establecer una Defensoría de la Juventud, en coordinación con una red institucional que desde todas las dependencias de gobierno articule sus programas para orientar, asesorar y defender en los ámbitos familiar, escolar, civil, penal, laboral y administrativo a los jóvenes que así lo requieran.

En otros tópicos, no por ello menos importante, la propuesta de la UNAM plantea: fortalecer a las  instituciones de rendición de cuentas, incorporando estructuras innovadoras de auditoría ciudadana; Registro Nacional y reparación del daño a víctimas, buscar la independencia de los órganos fiscalizadores; regresar a las fuerzas armadas a los cuarteles, tan pronto como sea posible, así como profesionalizar las policías y  a los funcionarios del poder judicial.

Al igual que destacados catedráticos y analistas como “Ícaro”,  el documento de nuestra Alma Máter hace especial  énfasis en combate al lavado de dinero,  en la intensidad con la que se debe perseguir, en los recursos asignados para esa tarea, así como en hacer pública la efectividad del Estado en su combate.

Al mismo tiempo se destaca, llevar a los hechos la readaptación y la reinserción sociales, contemplar la prisión preventiva sólo para los delitos graves, ya que como dice el propio Ícaro “no es posible que alguien que se robe un perfume en una tienda departamental, este con el mochaorejas”, por lo que la propuesta contempla: hacer  un diagnóstico objetivo, imparcial e integral del sistema carcelario mexicano, para dejar de ver a la prisión como la solución al conflicto social generado por delitos violentos, en su defecto contemplarla solo como el último recurso para esos delitos y sólo con fines de protección social, readaptación y reinserción; paralelamente despenalizar  delitos menores y trasladar su atención al ámbito administrativo. Trasformar y dar sustento constitucional a los ministerios públicos y órganos de acceso a la información, cumplir con las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, todo con el objetivo de combatir la impunidad y corrupción.

En los últimos seis puntos la UNAM, plantea un compromiso directo y de inmediata aplicación, no solo como propuesta sino como acciones a implementar en y por la Casa de Estudios; en contra de la violencia hacia las mujeres, el diseño un sistema nacional de vinculación para la investigación y el desarrollo en materia de seguridad y justicia, promover contenidos educativos y mecanismos participativos de los estudiantes en la materia, poner en marcha en la Universidad un programa piloto especializado en áreas de seguridad y justicia, así como uno de Derechos Humanos; discutir sobre la política referente a drogas en México y crear dentro del Museo de las Constituciones un programa sobre el conocimiento de las Constituciones Mexicanas, basado en el fortalecimiento de valores éticos laicos como la tolerancia, el patriotismo, el civismo, la solidaridad, el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos, dirigido a toda la población, pero con énfasis especial para niños y jóvenes.

Así pues, nuestra Alma Máter, “madre nutricia”, (la que alimenta) hoy nos pone en la mesa no solo el ejemplo sino el compromiso, no señala ni mucho menos politiza, con su actitud proactiva -propone y acciona- en el ámbito de su competencia, alza la voz de la sabiduría para quien quiera hacerla suya, a diferencia de quien la alza para que “se reconozca su movimiento” y generar cuotas del poder; promueve el cambio, el dialogo, el combate a la corrupción e impunidad y nos plantea como puede ser, sin retorica ni demagogia y mucho menos sin colores, ni intereses partidarios, personales o fácticos, buscando desde su origen humanístico el valor del bien común. ¿Perfectible? seguramente ¿honesta y comprometida? indudablemente, habrá que ver qué es lo que se hace con ella, si hoy en la reunión con el Rector José Narro en el Alcázar de Chapultepec, el Presidente Calderón, solo usa el evento para insistir y justificar su política para enfrentar el crimen y la violencia que este genera en México, si la CONAGO (Conferencia Nacional de Gobernadores) no solo la adopta como declararon, sino que la aterriza en sus Estados. Y por sobre todas la instancias, plantearnos nosotros los ciudadanos de a pie, que vamos a hacer no solo con la propuesta, sino en nuestro andar cotidiano, de qué manera vamos a contribuir a generar el clima político y social que requiere el país para avanzar  y consolidar la democracia.


¡Por mi raza hablará el espíritu!
 

El Morral del ciego:
Todos somos México, todos somos Nuevo León, todos somos Monterrey; No Más Violencia, repudiémosla de donde venga, no permitamos que se anide en nuestros corazones, hogares y familia y se convierta en esencia de nuestra vida. Hagamos la parte que nos toca; denunciemos, cumplamos con nuestras obligaciones, exijamos nuestros derechos, eduquemos y sobre todo pongamos el ejemplo. Solidaridad con y para nuestros hermanos Regios. Un abrazo y mi cariño para René y Lulú y para toda la Fuerza Regia.

lunes, 15 de agosto de 2011

MÉXICO LINDO Y QUERIDO…¡El otro lado de la moneda!


ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero




MÉXICO LINDO Y QUERIDO…
¡El otro lado de la moneda!


A diferencia de muchos de los ECLIPSES” publicados anteriormente, en donde la denuncia objetiva ha sido una de las constantes, en esta entrega y a sugerencia  de Mariana Balboa les presento otro lado de la moneda.
 

Si  bien, aparecemos en algunas de las listas más oscuras de los multi-conteos  internacionales como: en la que nos sitúa entre los 40 países más corruptos del mundo o último lugar a nivel educativo de entre 57 países, según la Organización para el Desarrollo Económico o el primer lugar mundial en obesidad de adultos, 2do lugar en la de niños y en delitos cibernéticos, tercero en maltrato a menores. Indiscutible primer lugar en secuestros; Desafortunadamente Ciudad Juárez, Chihuahua, acaba de ser reconocida como la ciudad más violenta del mundo, contamos con un tercer lugar en piratería de videojuegos, películas y software, sexto lugar en agresiones en contra de periodistas, mismo lugar  entre los países con mayor presencia de crimen organizado, somos tristemente el país sin guerra con más muertes diarias.
 

También existe para fortuna de todos, otro México, uno del que poco se habla porque vende menos diarios y espacios publicitarios, del que poco se escribe porque tiene menos lectores que una revista de chismes del corazón, del que poco se comenta en las sobremesas porque privilegiamos la violencia y la incertidumbre que esta genera, porque prestamos nuestros oídos a las palabras que siembran miedo y desconfianza, porque preferimos culpar a otros de nuestros males, en vez aceptar que nosotros mismos, somos la casusa de todos esos que señalamos con nuestro dedo inquisidor; que ni papá Gobierno, ni el Policía corrupto, ni los huevones de los legisladores, son la causa de algunos de nuestros males; esa responsabilidad solo recae en nosotros mismos, que los hemos elegido, que no denunciamos, que somos el cincuenta por ciento de la corrupción al ofrecer la “mordida”, que no tenemos memoria colectiva, que no eximimos ni ejercemos nuestros derechos y por supuesto que volveremos a votar por esos colores –los que sean- tan solo ¿por qué? sepa   “Dios” porque, pero lo haremos.
 

Ese México del que les hablo, es el que es producto de su historia, de la gloria de sus ancestros Mexicas o Aztecas, el del pasado majestuoso, en el que se edificaron los teocalis o pirámides como la de Luna y el Sol en Teotihuacán,  Chichén Itzá en Yucatán, hoy orgullosamente una de las nuevas siete maravillas del mundo; Tikal,  Tulum, Monte Alban, Mitla, Bonanpak, Tajín y desde luego el Templo Mayor entre un sinfín de impactantes construcciones que nos dan entre otras cosas, identidad nacional. El México de las tradiciones multicolores, que festeja la muerte y que se ríe de ella, el que grita ¡Viva México…! Al compas de un mariachi y un buen tequila, el que su fe lo mueve al pie del Tepeyac o bailar ante el Señor de Chalma. Ese México nuestro, fraccionado en cientos de declaratorias de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como: Los Voladores de Papantla, el Centro Histórico de la Ciudad de México, Xochimilco, Guanajuato, la gloriosa UNAM, la biosfera de la Mariposa Monarca, Peña de Bernal, bosque, cerro y Castillo de Chapultepec, Santa Prisca en Taxco, el Parque Fundidora en Monterrey, el Archipiélago de Revillagigedo y la lista se torna interminable, pero imposible dejar de mencionar nuestra Cocina Tradicional Mexicana, una de las más recientes declaratorias, esencia de la vida, que alimenta el alma y halaga los sentidos, fiesta de sabores que reúne a los amores, la familia y los amigos; bandera tricolor de los chiles en nogada, barbacoa, carnitas o mole que anuncia que el festejo da comienzo; gusanos de maguey y escamoles reminiscentes de nuestro pasado.
 

México vibrante, de postales interminables, playas doradas y pueblos mágicos, que basa su grandeza en el corazón de su gente solidaria y buena anfitriona, que lo mismo te dice “esta es tu casa” o arriesga la vida por un compatriota en desgracia. Pueblo de fe inquebrantable, amigo de los amigos y visitantes, generoso y buen amante. De principios y valores familiares –del tipo que esta sea-, nacionalista y orgulloso de su historia y su bandera.
 

Les hablo de ese México de hoy, del que tiene futuro, del que está en busca de la Democracia, soberano, de ese donde la libertad es una constante, aunque a veces mal entendida o valorada, primer productor de plata, principal proveedor de productos médicos a nuestros vecinos del norte, al igual que del 85% de sus camiones, mayor productor de alimentos orgánicos y de teléfonos celulares, mayor exportador de tomates y pimientos, primer exportador de televisiones a color y de refrigeradores, paradójicamente somos el país con más empresas en la industria aeroespacial. Manos y mentes mexicanas como: las del científico Juan Manuel Lozano inventor del Rocket Bell (cinturón volador) que usara James Bond en sus películas  o las de Héctor García Molina quien asesoró y coordinó la tesis doctoral de los entonces estudiantes y fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin,  también es asesor de Yahoo; Evangelina Villegas que creó una mazorca de maíz con el doble de calidad proteínica y con 10% más de grano, o las mundialmente conocidas de Guillermo González Camarena quien inventó en 1940 la televisión a color o bien las de Luis Ernesto Miramontes que logro la síntesis de la noretisterona, que es un compuesto activo base del primer anticonceptivo oral sintético y que contribuyera con ello a la gran liberación femenina.
 

Así que como ven, no todo es negativo, ni desesperanza y mucho menos violencia, existen un sinfín de historias de éxito, de compromiso, solidaridad y dignidad que nos ofrecen la posibilidad de un futuro promisorio y esperanzador, que nuestro México y su gente son mucho más grandiosos y valientes que los poderes fácticos que pretenden sembrar el caos. Somos un pueblo con orgullo y dignidad, hagamos nuestra parte y construyamos el País que queremos y deseamos heredar.
 

¡…que digan que estoy dormido y que me traigan aquí, México lindo y querido..!

El Morral del ciego:
Cuando lo cotidiano se torna tan complicado y abrumador y deseamos que la vida se reconcilie con nosotros, y el peso de ser y la obligación de hacer feliz a quienes rodean se manifiestan y no nos dejan vivir en paz; es justo el momento de hacer algo que cambie esa condición, cuando sepa que es, no solo lo compartiré con ustedes, sino que lo aplicare. En tanto, el cariño de la familia y las amigas o amigos, según el caso o preferencia, es el mejor de los bálsamos.




lunes, 1 de agosto de 2011

  agosto del 2011


ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero


FEMINICIDIOS
¡Otra aberración de nuestra condición humana!
 

Los feminicidios o  femicidios, por desgracia son mucho más que un neologismo del vocablo ingles femicide,  que hace referencia al homicidio de una mujer por el simple hecho de serlo, por  haber sido privilegia al nacer con su género, su condición de mujer.

 No obstante lo aberrante de  privar de la vida a alguien, lo es más cuando esta se perpetra sin que la víctima fatal, haya agredido, robado, secuestrado, asaltado, abandonado, engañado o violentado de manera alguna a su victimario y con ello este último se sienta con “algún derecho” de hacerlo –no existe motivo que justifique la violencia- quitarle la vida a una dadora de ella por su naturaleza, es simplemente el más puro acto de cobardía y sinrazón de nuestra deteriorada condición humana.

En México, tan solo en el periodo comprendido entre 2009 y 2010 se registraron un total de 1,728 feminicidios, en 18 Estados de la Republica, concentrados principalmente en Chihuahua, México, Jalisco, Tamaulipas, Sinaloa y Morelos; tan solo en Ciudad Juárez el número paso de 117 casos en el 2009 a más de 306 en el 2010. En el Distrito Federal en el mismo periodo, se registraron 203 de asesinatos de mujeres, 149 de ellos fueron atribuidos a razones de género. Aproximadamente el 53% de los feminicidios fueron perpetrados en contra de mujeres de entre 21 y 40 años de edad, el 57% de los cuerpos fueron hallados en plena vía pública y el 60% evidenciaba severas marcas de violencia, todo esto según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Pero afortunadamente, no todo son malas noticias,  el pasado 26 de julio se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el decreto por el que se reforma el Código de Procedimientos Penales que incorpora (tipifica) la figura del feminicidio y que establece sanciones que van desde los 20 a los 50 años de prisión a quien por razones de género prive de la vida a una mujer.

Este decreto contempla que se considera feminicidio cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo, que se le hayan infligido lesiones o bien mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida.  Existan datos que establezcan que se han cometido amenazas, acoso, violencia o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; el cuerpo de la víctima sea expuesto, depositado o arrojado en un lugar público; o la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a su fallecimiento.

La pena será de entre 30 y 60 años de prisión cuando exista alguno de los supuestos anteriores, y además, el responsable y la víctima hayan sostenido alguna relación sentimental, afectiva o de confianza; de parentesco, laboral, docente o cualquier índole que implique subordinación o superioridad.

Habrá que destacar que, estas reformas al Código Penal y de Procedimientos Penales del DF, fueron aprobadas por unanimidad, durante el periodo extraordinario de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con lo que nuestros legisladores locales se logran colgar una medalla, nos habla de que existen voces en las Comisiones de Equidad y Genero, de Derechos Humanos y Procuración de Justicia que están siendo escuchadas por los distintos Grupos Parlamentarios que dejaron de lado siquiera por una ocasión, las descalificación, el lucimiento personal, las cuotas de poder y el encono propio de los que se encuentran en oposición, ¡felicidades por ello!
Así pues, con este paso nos encaminamos  a la construcción de una sociedad con efectiva equidad, no solo de género, sino principalmente en materia legal, que brinda a las mujeres el acicate jurídico que les permita vivir libres de violencia en cualquiera de sus expresiones, pero no olvidemos que por más iniciativas, acuerdos, leyes, reglamentos, decretos y subterfugios legales no podremos construir una sociedad sin violencia ya sea para las mujeres, los niños, migrantes, adultos mayores, miembros de la comunidad gay, pobres o desposeídos sin la educación, sin esa que se mama, que se obtiene de los calostros maternos, del ejemplo de padres y mentores, de la rectitud y congruencia de las autoridades, gobernantes y legisladores; compartamos con todos y cada uno de los seres humanos que nos rodean la sabiduría que implica cero violencia de cualquier tipo y contra quien sea.

 ¡Quien ha sido educado por una Reina,  podrá tratar a todas las mujeres como Princesas!



El Morral del ciego:

En un claro uso de la facultad editorial, me permito agradecer a todas y cada una de las maravillosas mujeres que decidieron compartir conmigo parte du su vida, sabiduría e historia; a todas las que me brindaron consuelo y cariño, a las que me dejaron, a las que se fueron, a las que tomaron caminos distintos al mío, a las que lograron arrancarme una lagrima de tristeza o de placer, a las que compartieron su cama, su espacio, su cuerpo, su vida, su alma, sus sueños, triunfos y fracasos, su sonrisa, su amor y amistad. Mil gracias a Doña Emma que me dio la vida, a todas las mujeres de mi familia -hermanas, cuñadas y sobrinas- que han estado y estarán toda la vida, pero sobre todo a gracias a las que la vida me ponga enfrente para seguir aprendiendo de ellas y en especial a ti, que estas en algún lugar del horizonte, frente a mí o en otra latitud, en espera de nuestro encuentro, para que después de un largo beso… acabar juntos nuestra existencia. Gracias a todas