lunes, 26 de septiembre de 2011

LA PAZ ¿Meta o proceso?

ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero
 

LA PAZ
¿Meta o proceso?  

Tan simple y tan compleja no solo en su definición, concepción o consecución, la Paz es por definición: en sentido positivo, un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad de todas las partes de una unidad, y en sentido negativo, como ausencia de inquietud, guerra o violencia. En el ámbito internacional, es el convenio entre partes para poner fin a una guerra. 

Actualmente podemos hablar de paz en muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana; desde un enfoque metafísico  la paz interna, religiosamente paz espiritual, paz social si hablamos del justo equilibrio entre todos los grupos, los actores sociales, políticos, gobernantes y la sociedad en su conjunto. Así pues la paz, no solo es un anhelo; quiero paz, una despedida; que descanse en paz o bien un saludo; que la paz este contigo, es ¿una meta o un proceso? 

En 1981 originalmente, se estableció el día internacional de la Paz en una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, haciéndolo coincidir con el inicio de trabajos de cada septiembre, pero no fue sino hasta el año 2001 cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró que el 21 de septiembre sería una fecha para celebrar y observar la paz, un día dedicado a conmemorar y fortalecer los ideales de paz en cada nación y en cada pueblo.  

Desde entonces, las Naciones Unidas, organismos internacionales y nacionales, gubernamentales y no gubernamentales, grupos religiosos y la sociedad civil en su conjunto, se han manifestado a favor de sensibilizar a la opinión pública respecto a observar y promover los ideales de paz y no violencia que parecía que hoy comandan una gran parte del mundo y de nuestra vida cotidiana. 

En México, el pasado miércoles Día Internacional de la Paz, pasó casi desapercibido más como un hecho retórico que como algo pragmático, solo en algunos noticieros y medios impresos lo retomaron como la nota de color; las asociaciones religiosas oraron desde el púlpito por la intención de la paz mundial, algunas organizaciones no gubernamentales y pseudo-activistas sociales, realizaron tibias declaraciones, convocaron a los ciudadanos a vestirse de blanco y realizaron conciertos musicales; como siempre los ciudadanos de a pie -más consientes- se manifestaron en las múltiples redes sociales. 

Pero la clase política, los gobernantes y legisladores, brillaron literalmente por su usencia; el Presidente Calderón, participando en la sesenta y seis Asamblea General de la ONU, demandó una “solución política y negociada para terminar con el conflicto entre Israel y Palestina”, diría sabiamente Doña Emma: “candil de la calle, oscuridad de su casa” y no solo eso, también planteó que habría que “avanzar, además en el cumplimiento de las resoluciones de la ONU para poner fin a las políticas que, sabemos todos, son contrarias al derecho internacional”, no sé si reír, llorar o de plano no inmutarme, ya que ese tipo de demandas se las han hecho los deudos silenciosos de las víctimas inocentes de su equivocada estrategia en el combate contra el crimen organizado, los huérfanos y viudas de los migrantes masacrados en Territorio Nacional, y los millones de mexicanos que se sienten amenazados tan solo de salir a la calle. 

En México, al igual que en el resto del mundo, deberíamos de privilegiar como en otros tantos tópicos, la prevención y la educación, así como en el particular, la cultura de la paz;  que refleje los valores, actitudes y comportamientos de respeto por la vida, los seres humanos y su dignidad, de todos los derechos humanos; el rechazo de la violencia en todas sus formas y la adhesión a los principios de democracia, libertad, justicia, solidaridad, cooperación, pluralismo y tolerancia, así como la comprensión tanto entre los pueblos como entre los grupos y las personas sin importar sexo, etnia, religión, nacionalidad, capacidad, estrato social o cultural.  

En la construcción de una cultura de paz debe de ser vital prevenir cualquier tipo de conflicto, atacando el origen mediante el diálogo, la negociación y la concertación; reconocer la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres; así como la libertad de expresión, opinión, elección, preferencia e información. 

Para poder vivir en paz, para estar cada día mas lejos de la violencia, nosotros como ciudadanía responsables del presente y para que las generaciones venideras podamos disfrutar de los beneficos de esa Cultura de la Paz, debemos actuar desde ahora.


¡"..Mexicanos: encaminemos ahora todos nuestros esfuerzos a obtener y a consolidar los beneficios de la paz. Bajo sus auspicios, será eficaz la protección de las leyes y de las autoridades para los derechos de todos los habitantes de la República. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz."!

Benemérito de las Américas, Don Benito Juárez, 15 de julio de 1867

 

El Morral del ciego:

Ahora resulta que, independientemente de que Enrique Peña Nieto sea o no candidato del PRI para las elecciones presidenciales del 2012, él ya está cubierto tácticamente para una ruptura al interior de ese instituto político, ya que el mismísimo presidente nacional del partido Verde Ecologista lo destapara como el candidato verde, ya sea solo como una estrategia para amagar a los priistas, como un salvavidas, como una eminente alianza de conveniencia de esas que le gustan al “Niño Verde” o a consecuencia de las propias declaraciones realizadas por el también priista y aspirante a la misma candidatura el aun Senador Manlio Fabio Beltrones, en el sentido de que “no habrá” rupturas en el PRI siempre y cuando “el suelo se parejo” en la contienda interna; todo parece indicar que empezó la guerra: por lo menos ya empieza a hacer pública. Paralelamente destacan dos circunstancias; la presencia de Víctor Hugo Círigo, diputado independiente tras renunciar al PRD en el evento de destape y la coincidencia de que su hermano el también ex-perredista y actualmente Senador René Arce se sumara a la bancada verde en el Senado, ¿será que preparan su regreso a la delegación Iztapalapa y la posible incursión de un nuevo partido local en el DF con el apoyo de Peña Nieto para buscar la jefatura de gobierno? ¿Será por eso la presencia de Peña en el informe del Senador Arce?

lunes, 12 de septiembre de 2011

¿QUE TE HACE ESTAR ORGULLOSO DE MÉXICO? ¡La voz de los lectores!

QUE TE HACE ESTAR ORGULLOSO DE MÉXICO?
¡La voz de los lectores! 

Este mes de la Patria debería de ser más que un pretexto para la fiesta, los tequilas y el mariachi, que de entrada no tiene nada de reprobable; pero también debería ser un mes de unidad nacional, de no hacer especulaciones, de no prestar oídos a las voces que nos inciten al temor, fatalismo, a la división o al encono. Los que queremos un México libre y en paz somos muchos y más sabios que los que promueven sus oscuros y violentos intereses. 

Por ello, en esta entrega he querido compartir el placer de comunicar con algunos de los lectores de este ejercicio, siendo sin más pretensión que, su conducto para que otros ciudadanos de a pie lo hagan suyo. 

Así pues, la voz de una madre, profesionista y formadora de jóvenes dice que: “México, es un país maravilloso, y no es un concepto "patriotero", es simple y sencillamente la verdad. Un país está compuesto por territorio, idioma, usos, costumbres y tradiciones y por último pero más importante: por su gente…” esa que como ella, se parte en dos o en tres, para ser uno de los pilares de su hogar, para trasmitir su sabiduría ganada a pulso de lectura a los jóvenes que forma, no solo en una institución sino en la familia, y continua:“…su gente, su maravillosa gente, ¿han oído acaso de la generosidad de un mexicano cuando tiene que prestar ayuda? No piensan más que en ayudar. Sólo hay que recordar nuestra gran tragedia de 1985, los mexicanos semejaban un ejército de hormigas, pensando sólo en trabajar solidariamente. O cuando sabemos de algún otro país en problemas luego, luego sale el organizarse para el acopio y envío de ayuda. ¿Han oído del valor que los mexicanos le dan a la familia? ¿Las familias en donde los padres dan todo por los hijos y viceversa?, ¿familias en donde los hermanos son el apoyo y la ayuda de los hermanos más pequeños? pues más que en cualquier otro lugar del mundo, eso pasa en México; México es país fraterno porque su base es la familia…” de la forma que está este integrada; gracias Mariana Balboa. 

Paty Solís, mamá joven, entrenadora, amiga y por si fuera poco profesionista comenta: “…me siento orgullosa de la gente mexicana, somos muchos más los buenos… nuestro país tiene industria, ganadería, una fauna inimaginable, y qué decir de la fruta que podemos encontrar a lo largo y ancho de nuestro país y que en otros es carísima, nuestros campesinos tienen un suelo para sembrar de todo….” solo hace falta el apoyo comprometido y desinteresado de los políticos y gobernantes para hacer del campo mexicano un motor de desarrollo nacional y sigue “…me gustaría ver a México en 10 años aprovechando todo lo que acabo de mencionar, así no habría tanta pobreza; un país que haya sido capaz de salir a flote de la adversidad, teniendo paz, y con una mucho mejor educación para tener menos violencia, menos agresión, un país verde, con agua suficiente, en fin un país desempolvado y dejándonos ver lo grande que es”, de nueva cuenta la educación como objetivo para librar el escollo y salir adelante, ¿será que por fin les hagamos caso a las mamas? y ¿Poner todos los huevos en la canasta de la de la educación? 

La visión de los jóvenes en la voz de una güerita, inquieta emprendedora, dueña de su tiempo y espacio, soñadora, consiente del México que quieres comenta: “Yo me siento orgullosa de lo "cálidos" que somos, de la solidaridad ante cualquier adversidad y de sus increíbles y únicos paisajes y de su gastronomía al ser considerada  "patrimonio de la humanidad", gracias Elisa. Otra de jóvenes; padre, proveedor, amigo, profesional de las ventas, preocupado por el futuro de sus hijos apunta: “Yo me siento orgulloso de nuestra alegría, del valor que le damos a la Familia, de nuestras playas, de nuestros bosques, de la comida, de la belleza nuestras mujeres y de nuestra historia”, gracias Chuchin. Así que,  según estos jóvenes – y coincido plenamente- habría que poner atención a los recursos naturales, hacer del turismo una empresa de corte internacional que refleje la otra realidad que vivimos, esa donde nuestras maravillas naturales están por encima de cualquier ampón. 

Escritora de closet, capacitadora de ocupación, esposa, hermana y amiga de tiempo completo, Emma nos comparte: “Yo estoy orgullosa de México porque es patria, porque aun en la adversidad su gente es buena, porque esta patria es cuna de mi familia y de millones de familias que nos enseñan valores; valores como el respeto, orgullo, honor, justicia, unidad. México es sinónimo de fe, de lucha, pero sobre todo es la tierra que me vio nacer y en la que he tenido las mayores felicidades de mi vida” ¿no les dije que era escritora? Gracias hermana. 

Por último, una voz peculiar, no por su juventud ni su “discapacidad”, sino porque genera un compromiso público consigo, con su entorno y con el país entero, aquí se los comparto: “…veo a México dentro de 10 años de nuevo de pie, fuerte y noble como nos los presentaron nuestros padres, somos una generación comprometida de hacer todo lo posible o hasta lo imposible por regresarle a nuestros hijos el México que yo conocí, donde los únicos malos conocidos eran los que salían en las películas, y de regresarle esa mística que nos hacia únicos en el mundo. Esta, mi generación solo pedimos una oportunidad, les pido a todos ustedes que confíen en nosotros, ya verán que les regresaremos ese México que ustedes nos dieron. Para  volver a escuchar esa frase de: Ustedes son el futuro de México y decir: Este es su México, no lo descuiden”. Carlos Salgado, nos pone el ejemplo y no solo se compromete, sino no que nos pone en la disyuntiva de preguntarnos ¿nosotros que vamos a hacer? para que este México de nuestros recuerdos y anhelos se haga una realidad, ¿de qué manera nos podemos comprometer? para aportar desde nuestra trinchera o colaborar con nuestro grano de arena.

México es, en su mayoría, una nación de hombres y mujeres comprometidos, en busca de mejores condiciones de vida para ellos y los suyos, preocupados por la educación y la seguridad de quienes nos siguen, orgullosos de quienes fuimos y somos; alegres y fiesteros ciudadanos, que lo mismo reímos de la muerte, pero que lloramos por la derrota de algún equipo tricolor o la tragedia de cualquiera de nuestros hermanos en alguna parte de inmens territorio nacional. Somos una sociedad con agallas y dignidad, no permitamos que unos cuantos nos lo roben, no permitamos que la desesperanza anide en nuestros corazones, y hagamos un compromiso con los niños,  jóvenes, con los adultos en plenitud, con los hombres y mujeres, hagamos un compromiso con cada uno de nosotros, ¡hagamos un compromiso con México! y demos lo mejor de nosotros para lograr el México que debemos tener.

“…México creo en ti, porque si no creyera que eres mío el propio corazón me lo gritara, y te arrebatara con mis brazos a todo intento de volverte ajeno, ¡sintiendo que a mí mismo me salvaba!
México, creo en ti, porque eres el alto de mi marcha y el punto de partida de mi impulso.
¡Mi credo, Patria, tiene que ser tuyo, como la voz que salva! y como el ancla…”
Ricardo López Méndez
El Morral del ciego: Solo para la egoteca; Bonita, joven y odontóloga comento: “…yo me siento orgullosa de ti, porque te preocupas por México, por su gente, por qué haces algo para que luzcan los maravillosos colores de mi país…” mil gracias Nelly.