lunes, 24 de octubre de 2011

BREVES PANAMERICANAS ¡Grandes expectativas!






ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero


BREVES PANAMERICANAS
¡Grandes expectativas!


 Los primeros Juegos Panamericanos, se celebran en 1951 en Buenos Aires, Argentina, desde entonces y hasta la fecha se han venido realizando sin falta cada cuatro años, en esa primera edición la justa deportiva conto con la participación de tan solo 21 países,  18 disciplinas y 2 mil 513 deportistas; México ha tenido la oportunidad de organizar tres ediciones; la segunda, que se realizo entre el 12 y el 26 de marzo de 1955, así como la séptima, realizada entre 12 y el 26 de octubre de 1975 en donde se rompe la barrera de los 3 mil participantes y la edición número 16 de la Fiesta de América, los Juegos Panamericanos en Guadalajara, Jalisco 2011 en donde se están midiendo los atletas de más alto rendimiento del continente en 47 diferentes disciplinas, que van desde todas las variantes del ciclismo, pruebas de pista y campo en el atletismo, las tradicionales como el esgrima, levantamiento de pesas, gimnasia rítmica y artística, boxeo, taekwondo,  remo y canotaje, así como otras tantas menos comunes o al menos con menos difusión en nuestro país como: aguas abiertas, rugby, tenis de mesa, softbol, esquí acuático, hockey, squash y balonmano y algunas más conocidas entre ellas: el beisbol, voleibol, boliche, baloncesto, clavados y voleibol de playa. En esta edición participan 42 países y 5 mil 996 deportistas; la siguiente justa se celebrará en Toronto, Canadá en el 2015. 

En cuanto a las preseas, históricamente los Estados Unidos encabezan tabla, al haber conseguido mil 747 preseas de oro, mil 295 de plata y 873 de bronce para hacer un total de 3 mil 915, en segundo lugar se encuentra Cuba con un total de mil 793, le siguen Canadá, Argentina y Brasil, hasta llegar a México en el sexto lugar con un total de 811 medallas, de las cuales 166 son doradas, 223 plateadas y 422 de bronce.  Al día de hoy , en esta dieciseisava edición, México se encuentra situado en el quinto lugar del medallero al contar con tan solo 17 medallas de oro, 16 de plata y 25 de bronce para hacer un total de 58, lo que nos habla de un muy pobre rendimiento de la delegación mexicana que se presenta con más de 700 deportistas de alto rendimiento y curiosamente los que han logrado subirse al podio, son aquellos que más bien son producto del arduo trabajo personal, del apoyo que les brindan sus familias, pero principalmente del coraje, pundonor y vergüenza deportiva y no como resultado de una política institucional bien definida, que promueva un semillero de nuevos talentos, un programa completamente articulado que genera la cultura deportiva entre los jóvenes, una partida presupuestaria rica, trasparente y fideicomisada que otorgue las becas suficientes para apoyar a quienes tienen interés, talento y habilidades.

Políticas públicas en los tres niveles de gobierno que promuevan, integren y premien el desarrollo físico-atlético, simultáneamente al académico; integradoras y multidisciplinarias que estimulen a nuestros deportistas a cambiar los paradigmas de mediocridad con los que ancestralmente hemos sido programados y reprogramados una y otra vez. Designar a funcionarios con visión, con una formación académica y trayectoria profesional acorde a las funciones y necesidades específicas de la tarea a desarrollar y no a ex deportistas que blanden únicamente los blasones de viejas hazañas deportivas y que no tienen ni la menor idea de lo que implica el diseño e implementación de políticas públicas, el desarrollo gerencial o la visión emprendedora que requiere nuestro deporte Nacional para colocarse no solo en el cuadro de las medallas, sino para generar en nosotros la cultura del esfuerzo, la constancia y persistencia, en una solo expresión la cultura del deporte de alto rendimiento. 

Así pues, más allá de la pobre cosecha de medallas  y la inexistencia de dirigentes nacionales con los perfiles adecuados para trazar el rumbo del deporte nacional, esta la impecable actitud  que ha mostrado el pueblo mexicano, no solo con el apoyo incondicional a sus atletas, sino como anfitriones, mostrándole al mundo que somos mucho, pero mucho más que imágenes de muertes violentas y narcotraficantes; mandando un mensaje al mundo entero de hermandad, seguridad, cultura, paz; exhibiendo la cara bien peinada de nuestra nación, esa que muestra nuestra cultura y tradiciones, esa que hace gala de su riqueza culinaria, esa que grita a los cuatro vientos al son de un buen mariachi nuestra capacidad organizativa, nuestra infraestructura turística de más alto calado, la que habla de ese pueblo gentil y cálido, educado y deseoso de ser conocidos o redescubiertos, como mujeres y hombres de bien, trabajadores y no como el sombrerudo sentado a la sombra de un cactus con botella en mano. México y los mexicanos somos muchos más que esa imagen distorsionada, somos un gran pueblo, somos una gran nación.   

¡Hagamos del deporte nuestra cultura!


El Morral del ciego:
¡Éramos pocos y pario la abuela!…reza el refrán. Con más de treinta años de haber emprendido un camino en busca de nuevos horizontes, mejores condiciones de vida, desarrollo personal y profesional, hoy la vida los vuelve a poner en la misma latitud -un tanto por seguir en esa búsqueda, otro por la condiciones de inseguridad de su anterior residencia- hoy, el Arquitecto Universal nos brinda la oportunidad de reagrupar las células madre de una gran familia, en plenitud de capacidades, harmonía y equilibrio; solo habrá pedir y darnos la oportunidad de reconocernos, de saber que somos otros, que hemos crecido, que la interacción ahora es mucho más sutil pero sin perder el encanto del ají y la pimienta, pero más abierta y cariñosa que nunca, así que a caminar juntos, a hacer una nueva historia. Esta es su casa y su familia, sean y siéntanse bienvenidos mis queridos hermanos, René y Lulú.

Hablando de otros menesteres, como estarán de complicadas las cosas al interior en el PRD y la lucha interna entre tribus y al interior de las mismas, que ni si quiera son capaces de acordar las reglas básicas para desarrollar una elección interna de consejeros; ya nos podemos imaginar el marranero que será la elección del candidato a la Presidencia de la República, de pronóstico reservado. Que mal por la izquierda, que cada día se diluye más.

lunes, 10 de octubre de 2011

AAAARRANCAN ¡Comienzan las acusaciones y descalificaciones!

ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero


AAAARRANCAN
¡Comienzan las acusaciones y descalificaciones!

 Al más puro estilo del Hándicap de las Américas, empezó la larga carrera llamada proceso electoral para renovar el Congreso de la Unión y elegir Presidente de la Republica, que tendrá entre otras muchas metas intermedias: la elección de tres consejeros electorales faltantes por integrarse al Instituto Federal Electoral (IFE) y así, cumplir no solo con lo que estipula la Ley, sino con transitar  las cuotas de poder e intereses particulares de los propios Partidos Políticos en una institución al menos “conceptualmente ciudadana” y con ello todo lo que implica dicho proceso, como la basura electoral, el bombardeo de mensajes retóricos y demagógicos en todos los medios de comunicación, incluyendo ahora , como si fuera poco, todas las redes sociales, así como por supuesto el más triste, recurrente y  recurrido argumento utilizado por nuestra pseudo clase política, las acusaciones y descalificaciones.

Para muestra basta un botón: el suspirante blanquiazul a la presidencia Ernesto Cordero, responsabilizo al PRI por tener al IFE  a menos de un año del proceso electoral, “incompleto” y pretender que se le “entregara” a ese instituto político, el Consejo General del IFE; por su parte el Diputado Francisco Rojas, coordinador de los priistas en la Cámara de Diputados, aseguró que buscaran bajo cualquier premisa lograr un “nuevo consenso” para la elección de los consejeros electorales faltantes y señaló como responsables de “debilitar” al Instituto Electoral al PAN y al PRD, “se unieron dos partidos para que no prosperara un tema apoyado por cinco partidos...con un discurso diametralmente incongruente”, ya que el propio Javier Corral (PAN), presidente de la Comisión de Gobernación, reconoció que todos las aspirantes cumplían con los requisitos a cabalidad, lo que “resulta contradictorio” resalto.

Por su parte el Senador José González Morfín, líder de la bancada panista en la Cámara Alta, en una actitud un poco más acertada, pero meramente utópica, como suelen ser principalmente  los panistas, resaltó la necesidad de que los “procesos electorales sigan su marcha, mientras el trabajo en el Congreso se lleve en otra pista, alejada de los intereses electorales…” ¿realmente piensa el Senador que esa dicotomía se puede romper? o ¿simplemente raya en lo ingenuo? por así decirlo, o peor aún, ¿acaso nos cree tarados?

¿Quién se atreve tan solo pensar? que los Legisladores, del color que sea, solo legislan, que están concentrados únicamente en las tareas afines a su encargo, que la seguridad, economía, desempleo y el bienestar social, entre mil temas más, es la única preocupación y ocupación en su agenda; seguramente el instinto de supervivencia política,  vivir fuera del presupuesto es un error, jalar agua para sus molinos, salir en la foto o buscar que continúe su proyecto, son solo expresiones infundadas de nosotros los mal pensados ciudadanos de a pie y no son en realidad su principal y única ocupación de los legisladores y políticos mexicanos no solo en tiempos electorales sino desde el día siguiente a su elección o de asumir su encargo actual.

Así pues, este es el inicio de una larga, pero muy larga cadena de descalificaciones y acusaciones multidireccionales que la ciudadanía tendremos que aguantar, en algunas ocasiones en alianza o contubernio entre más de un actor o partido político, otras tantas en oposición, otras como fuego amigo, pero siempre en busaca de lavarse las manos, de no asumir sus responsabilidades, de no hacerse cargo a conciencia de la función para la que fueron electos o designados, sin asumir el costo político de su ideología y de la manera que la implementan, de enfrentar con dignidad y civismo la crítica de los medios y el reclamo indignado de sus representados.

Por nuestra parte, el público, electores, ciudadanos, como nos quieran llamar, tendremos que reflexionar sobre nuestra democracia, lo que hemos hecho y lo que nos falta por hacer y sobre todo en qué partido o candidato nos puede acercar a ese modelo que deseamos llegar; es momento de analizar en retrospectiva quienes han sido fieles con su ideología, quienes han dado los resultados esperados, quienes han cumplido con sus compromisos o promesas de campaña, quienes se han mantenido fuera del alcance de la corrupción y las tentaciones de los recursos mal habidos. Y así, poder decidir informadamente, en pleno uso de nuestros derechos y con la plena seguridad de que lo  que decidimos es pensando en el bien común o en lo que al país le hace falta y de la misma manera, asumiendo responsablemente el hecho de nuestras propias decisiones, para que al paso del tiempo no hagamos eso que reclamamos y señalamos a los propios políticos, buscar hacer responsable a alguien más de nuestros propios errores.


¡Hagamos Patria, elijamos libre e informadamente, en conciencia y responsabilidad!


El Morral del ciego:

Pues resulta que casose el buen carnal Marcelo, con la ex embajadora hondureña Marcela Bueso, ambos en terceras nupcias –luego porque dicen que el hombre es el único animal que tropieza más de una vez con la misma piedra- en una ceremonia civil, a la que solo asistieron 35 destacados invitados y en la que solo se ofreció una cena previo al tradicional brindis de los novios; ¿será que el suspirante presidencial solo tiene 35 amigos? o acaso ¿las finanzas están tan restringidas, pensado el costo de una campaña política? y que por esa misma razón no existió la consabida luna de miel; ¿será por la personalísima decisión de una ceremonia intima y por la apretada agenda de Ebrard? que la boda fue del todo minimalista; lo que sí es un hecho, es que hasta decisiones aparentemente personales y hasta intimas también están encaminadas a mejorar su imagen ante el electorado con miras a las elecciones del 2012. Habrá que felicitarlo, no solo por su insistencia, sino porque con todo ese esfuerzo, le alcance para ganarle al Peje la candidatura de las izquierdas.