lunes, 1 de julio de 2013

¡EL MALDITO DINERO!


ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero


Desde los inicios de mes pasado hemos sido testigos del recrudecimiento de la lucha encarnizada, de la manera en que el Partido Acción Nacional, no solo se revuelca en el fango, sino hemos sido testigos de su resquebrajamiento, de la manera que han tirado por la borda los ideales que supuestamente les dieron origen, como el del “humanismo político”, esos que concebían al “hombre como un ser único e irrepetible con alma espiritual y cuerpo material”, esos que consideraban  que el “aspecto religioso del hombre es el que da significado total a la vida, a la sociedad, y sobre todo a la historia humana”, hemos atestiguado como pisotean sin respeto alguno, ni por ellos mismos,  sus principios fundamentales como el del “derecho a la libre conciencia, la dignidad de la persona humana”, o bien mandamientos muy pero muy ligados a ellos, al menos de dicho, como “no mentiras, no robaras” o no desearas o dispondrás de las prerrogativas  de tu grupo parlamentario.

Pero eso no termina aquí, hemos presenciado uno de los capítulos más absurdos, torpes y desgastantes al interior del cualquier Instituto Político, donde se han evidenciado desde las pasiones –léase instintos- más bajas, donde ha privado la carencia de oficio político, de ese que no se aprende en alguna universidad de renombre en el extranjero y menos se hereda por consanguinidad o línea política, hasta ver como una jauría de bestias hambrientas, se pelean por su presa, sin importar que parte muerdan, rasguen o se coman, ya que lo único  que les interesa es una trozo de ese cadáver que yace en la arena.

Y pareciera que esta lucha es reciente y nada menos cierto que eso, estos últimos acontecimientos bizarros son el resultado, de añejas divisiones y resentimientos internos, de pugnas entre los distintos grupos de poder al interior de ese partido ya sean calderonistas o bien maderistas, de confrontaciones por los espacios de dirección y la injerencia del Felipe Calderón y su brillante esposa, Margarita Zavala, quienes han presionado para según ellos, “mantener el control” de acción nacional, pero nada más absurdo que eso, ya que si estando en Los Pinos, no lo pudieron hacer, ahora menos desde la comodidad de su cátedra en Boston y desde luego, también habrá que responsabilizar de esta debacle al propio arribo del PAN al poder, están resintiendo los estragos que conlleva el poder mismo, la manera en que corrompe a los débiles, miserables e ilusos, que asumen que la buena voluntad es suficiente para gobernar.

Pero lo peor, lo verdaderamente indígnate, no es que vayan en contra de lo que les dio origen como opción política, de sus principios personales, de esos que se suponen vienen integrados a los calostros maternos, no, nada de eso, ni mucho menos la ineficiencia ni falta de oficio de sus dirigentes, Diputados o Senadores, oficio que se forja en el interior de la conciencia de un autentico político; lo verdaderamente indignante es que todo este pleito de vecindad, es a causa de una solo cosa...¡el maldito dinero! De cómo y quién reparte las prerrogativas del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Senadores cual si fuera botín de guerra y la manera estúpida en que han pretendido explicar a la sociedad lo obtuso y corrupto de su proceder.

Habrá que esperar que resuciten Manuel Gómez Morín, Manuel J. Clouthier o el propio Carlos Castillo Peraza para que con un manotazo en la mesa, ponga en su lugar a los blanquiazules y regresen al “sendero del bien” y yo dijo: al menos al de la dignidad.

El morral del ciego:
Habrá que espera unos cuantos días o semanas para saber qué pasa con la reforma migratoria en la Cámara de Representantes de nuestros vecinos del norte, por si misma sería un importante logro del Presidente Obama y gran beneficio para la comunidad de ilegales radicados en aquel país.