lunes, 14 de octubre de 2013

HUEVONES: DOS MESES DESPUÉS Y ADEMÁS NOS CONDICIONAN Y AMAGAN


 
 
ECLIPSE
Por Benjamín H. Yáñez Campero
 
 
HUEVONES: DOS MESES DESPUÉS Y ADEMÁS NOS CONDICIONAN Y AMAGAN
 
Tras dos largos meses de cerrazón, impunidad, insolencia, violencia y manifestaciones, entre otro mundo de calificativos, los 56 mil huevones  “maestros” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) afiliados a la sección 22, le hicieron el grandísimo favor al País, al Gobierno y principalmente a más de 1 millón 300 mil estudiantes, en 12 mil 988 escuelas de educación básica en el Estado de Oaxaca, de iniciar el ciclo escolar 2013-2014 que debió de haber  comenzado desde el pasado 19 de agosto. 
No sin antes condicionar, como ya es su modus operandi (dicho esto en estricto apego a la concepción criminalística), el pago de al menos 350 millones de pesos correspondiente a una de las tres quincenas retenidas por faltistas, amén del bono de mil 300 pesos pagado a cada malandrín el viernes pasado para que según el Gobernador Gabino Cué, "ellos tengan recursos para poder regresar a sus comunidades y no retrasar más el ciclo escolar"; situación del todo anómala e inverosímil, ya que si usted o yo o cualquier otro trabajador faltase tres días consecutivos a laborar, ¡que bono, quincena, ni que ocho cuartos! causaríamos baja inmediatamente, entonces no entendiendo porque además de faltar e incumplir entre otras tantas violaciones a la Ley, todavía condicionan el ejercicio de su obligación, al pago de días no laborados y no solo eso sino que amagan con abandonar en breve nuevamente las aulas y dejar una “plantilla sustituta de docentes” si el “para nacional” propuesto por ellos mismos se concreta. Francamente no tienen madre, ética y mucho menos vocación de servicio, son una horda de hienas, que les valemos poco menos que un pepino, que el bienestar común no se encuentra en su reducido vocabulario al igual que el  bien supremo, que solo lo entienden si previo ellos, sus esbirros o sus descendencia ya fueron beneficiados del cualquier manera.  
Pero el meollo del asunto no radica en la falta de conciencia de los pseudo maestros o en su desmedida ambición, ni si quiera la rapacidad carroñera de su accionar, esto asunto nos habla de impunidad, complicidad y corrupción; nos habla de una inacción gubernamental, de una falta de oficio, conocimiento de la Ley y de una carencia absoluta de agallas para hacerla valer. Nos deja ver a Gobiernos locales y al Federal arrodillados ante poderes fácticos que lo único que pretender es desestabilizar al país, detener aún más su ya de por si lento andar; nos deja ver gobernantes timoratos escondidos tras las enaguas del “respeto” a una supuesta libertad de expresión, en pocas palabras nos deja ver quien es quien y cuáles son sus intereses en este triste juego llamado México.
 
El morral del ciego:
Y para seguir hablando de esas cosas que no entiendo, alguien me podrá decir ¿para qué queremos ir al mundial de futbol a Brasil? a medirnos con grandes equipos, cuando apenas nos da y eso muy a fuerza, para si bien nos va, buscar un repechaje.